tratamientos

El uso de tratamientos modificadores de la enfermedad no aumenta el riesgo de COVID-19

Noticias tranquilizadoras para las más de 55.000 personas afectadas de esclerosis múltiple en España y las más de 2,5 millones de personas en todo el mundo: cuando se siguen las medidas de seguridad frente al coronavirus (como la distancia social, el uso correcto de mascarillas y la limpieza frecuente de manos), los tratamientos modificadores de la enfermedad no suponen un factor de riesgo para contraer COVID-19.