La esclerosis múltiple infantil no disminuye el rendimiento escolar

La investigación ha demostrado que los niños con EM utilizan más los servicios de salud, necesitan más medicación y suelen presentar otros problemas, también muestran mayor fatiga que sus compañeros. La noticia positiva es que pese a los mayores niveles de hospitalización, fatiga, medicación y dificultades, los alumnos con esclerosis múltiple son capaces de obtener resultados similares a los del resto de la clase.