Dormir poco y mal en la adolescencia está relacionado con un mayor riesgo de padecer esclerosis múltiple

“Una cantidad de sueño insuficiente y de baja calidad durante la adolescencia parece aumentar el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple en la edad adulta”. Con estas palabras contundentes, un grupo de científicos del Departamento de neurociencia clínica del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, resume las conclusiones a los que han llegado estudiando unos 2000 pacientes afectados por esclerosis múltiple en ese país.