La sanidad sigue siendo un tercio del gasto, pese al alza de fondos

El presupuesto de las comunidades autónomas crece un 2,4 por ciento. Las CCAA dedicarán de promedio un 33% de sus fondos a sanidad. El Ministerio de Hacienda ha hecho público un informe en el que detalla los presupuestos de las autonomías para 2015. El estudio revela que el gasto público en sanidad crecerá en las autonomías un 2,4 por ciento  hasta 53.141 millones de euros (descontada Navarra, que se ha visto forzada un año más a prorrogar sus cuentas). Este crecimiento, tras la congelación del pasado año y los fuertes recortes de los dos años previos no significa, sin embargo, que la sanidad haya ganado peso en las cuentas autonómicas, puesto que, de promedio, las comunidades dedicarán en 2015 un 33,3 por ciento de su presupuesto total a la sanidad, prácticamente lo mismo que el pasado año, cuando dedicaron, de promedio, un 33,1 por ciento de su gasto a esta área. El informe de Hacienda, cuyas cifras difieren de las aportadas por las autonomías al descontarse algunas partidas para hacerlas homogéneas, constata que tan sólo Aragón reducirá en 2015 su presupuesto para sanidad, que caerá un 1,1 por ciento. Por el contrario, algunas autonomías como Baleares llegarán a incrementarlo hasta un 10,5 por ciento respecto al de 2014. Tras Baleares, las mayores subidas presupuestarias corresponden a Extremadura (6,1 por ciento) y Madrid (4,5 por ciento). Por el contrario, las subidas más tímidas se registran en La Rioja, Cantabria y Galícia, con prácticamente una congelación de fondos para el próximo año. El estudio de Hacienda muestra también un esfuerzo muy dispar de las autonomías para sufragar la sanidad. Así, de promedio, las comunidades dedican un 33,3 por ciento de todo su gasto a sanidad, pero esta cifra varía enormemente de unas autonomías a otras. Canarias y Asturias son las que más esfuerzo realizan, al dedicar un 37,9 y un 37,8, por ciento respectivamente, de todos sus fondos a la sanidad. Tras ellas figuran Castilla y León (36,6 por ciento de su presupuesto total dedicado a sanidad), Murcia (35,7), Galicia (35), Madrid (34,9), Andalucía (33,05), Aragón (33,02), Baleares (32,2), Castilla-La Mancha (32,1), País Vasco (31,9), Valencia (31,8), La Rioja (31,2), Cataluña (30,5) y, finalmente, Extremadura (28,8). Este peso de la sanidad sobre las cuentas totales de las autonomías ha crecido en 2015 respecto a 2014 en todas las autonomías a excepción de Asturias, Castilla-La Mancha, Extremadura, País Vasco, La Rioja y Valencia. El análisis destaca también algunas cifras de las autonomías. Concretamente, Hacienda llama la atención sobre la decisión de Aragón de presupuestar hasta 4,2 millones menos para gasto en medicamentos pese a que el gasto estimado para 2014 prevé presentar ya desviaciones frente a lo presupuestado. En otras autonomías, como Canarias, el estudio resalta el incremento de créditos en 14,7 millones del Servicio Canario de Salud para hacer frente a gastos de convenios sanitarios y de 5,4 millones para obras y reformas de equipamiento de atención primaria y especializada. En Cantabria, por ejemplo, se destaca la reducción en un 90 por ciento de los intereses de demora del Servicio Cántabro de Salud. En Castilla y León se advierte de que el incremento previsto para el gasto farmacéutico podría ser inferior al necesario dadas las cuentas de 2014. Esta cuestión se pone de relieve también en el caso de Castilla-La Mancha para la que se destaca también el alza de gasto previsto como consecuencia del incremento del número de plazas sanitarias. En Cataluña se advierte también de la insuficiente dotación de la partida para recetas médicas y se resalta que el principal gasto corriente corresponde a conciertos sanitarios y medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria. En el caso gallego, Hacienda apunta el incremento previsto del 26 por ciento en la recaudación del Servicio Gallego de Salud en concepto de tasas y precios públicos. En Madrid llama la atención el alza del 8,9 por ciento en gasto en medicamentos. En Murcia resalta el descenso de recaudación por precios públicos del Servicio Murciano de Salud y, de nuevo, el vaticinio de desviaciones en el gasto en medicamentos. Y, finalmente, en La Rioja, se incide en el alza de los conciertos. Pendientes todavía del gasto por habitante El Ministerio de Sanidad no ha hecho públicos todavía los datos de gasto sanitario por habitante de 2014 ni, consecuentemente, los previstos para 2015. El último dato disponible (que Sanidad calcula con los datos del padrón y no de tarjetas sanitarias reales, dos datos que difieren en casi un millón de habitantes) estima el gasto por habitante más bajo de España en la Comunidad Valenciana (995 euros por habitante). El más alto del país superaría en más de 600 euros por habitante al valenciano, y se registra en el País Vasco (1.607 euros). Los datos de gasto por habitante son, con todo, siempre controvertidos, en tanto algunas autonomías, pese a tener bajos datos de gasto por habitante, son las que mayor porcentaje de su presupuesto total aportan a sanidad, lo que indicaría infrafinanciación no tanto de la sanidad como de la propia autonomía. Fuente original:Diario Medico.com The budget of the regions grew by 2.4 percent. The CCAA average devote 33% of their funds to health. The Ministry of Finance has issued a report detailing the budgets of autonomous 2015. The study finds that public health spending will grow 2.4 autonomies percent to 53.141 million euros (discounted Navarra, which has been forced once again to extend their accounts). This growth after freezing last year and deep cuts in the previous two years does not mean, however, that healing has gained weight in regional accounts, since, average, communities dedicated in 2015 33.3 percent of its total budget to health, about the same as last year, when spent, on average, 33.1 percent of their spending to this area. The report of the Treasury, whose figures differ from those provided by the discounted autonomies some items to merge them, finds that only Aragon in 2015 reduced its budget for health, which will fall 1.1 percent. By contrast, some regions such as Baleares…