Cómo cuidarse para atender mejor

Desde la experiencia del Sr. Loyola en la atención domiciliaria, considera que la figura del asistente informal es tan fundamental como el apoyo del programa rehabilitador, y esencial para el óptimo estado de salud del paciente.

Con la intención de mantener el mejor estado de salud de estos asistentes, esta ponencia va dirigida a identificar y abordar una serie de síntomas tanto emocionales como físicos, que pueden aparecer como consecuencia de los cambios de rol y la sobrecarga derivados en esta nueva situación.

Finalmente, se ofrecen pautas sobre cómo gestionar estos síntomas a través de diferentes técnicas que pueden ayudar al asistente a prevenir lesiones tanto a nivel físico como también manejar los aspectos emocionales.