Avances en la esclerosis múltiple

Alrededor de 500.000 personas en Europa, y unos dos millones en todo el mundo, viven con esclerosis múltiple. Solo en España, el número de afectados oscila entre los 45.000 y 50.000. Una cifra que va en aumento -con 1.800 nuevos casos al año- pero que cada vez cuenta con más tratamientos. Es la primera causa de discapacidad en los jóvenes en los países occidentales, aunque el incremento de su incidencia está siendo general en todo el mundo, incluso en países donde antes no había apenas casos. Según el doctor Xavier Montalban, neurólogo especialista en la enfermedad y director del Centre d’Esclerosi Múltiple de Catalunya, hay factores ambientales que influyen en este crecimiento. Uno sería el déficit de vitamina D. «La logramos gracias a la exposición solar y cada vez trabajamos más en el interior de edificios», dice. «Los niveles bajos de vitamina D aumentan la susceptibilidad de la enfermedad y la progresión de la discapacidad». Esto y el tabaquismo pueden explicar, según Montalban, que la proporción de la incidencia en la mujer haya aumentado de dos casos por cada hombre a cuatro. Otro de los factores son las dietas ricas en sal. «Especulamos que favorecen el proceso autoinmune», comenta. Aunque todavía no hay ningún estudio que lo demuestre, ya se han publicado los resultados preliminares de la investigación en la revista científica Nature. «También está la teoría de la higiene. Cuanta más higiene, padecemos menos infecciones pero sufrimos más alteraciones inmunológicas», explica. Estos factores actúan sobre una base genética. «Es muy compleja, con más de 200 genes implicados en mayor o menor medida», explica. Pero no es una enfermedad hereditaria. Ser familiar de una persona con esclerosis, incluso en gemelos idénticos, no implica que las posibilidades de padecerla sean mucho más altas. ENFERMEDAD CAMALEÓNICA Los síntomas son muy variados. «A la esclerosis múltiple se la llama el camaleón de las enfermedades inmunológicas», dice. La pérdida de visión de un ojo o de sensibilidad y fuerza en las piernas -durante días o semanas- haría sospechar. Con estos síntomas, alrededor del 50% de las personas son diagnosticadas desde el primer día con una resonancia magnética, pudiendo empezar antes el tratamiento que, en general, ayudará a que la evolución posterior sea mejor. La edad media de los diagnosticados oscila entre los 20 y 40 años. Después hay que ver si se requiere o no tratamiento. En la actualidad hay 10 fármacos registrados y se espera que el año que viene salgan otros tres. «Hemos pasado de la nada en 1993 o 1994 a este avance», dice Montalban. Recientemente ha tenido lugar el último congreso del Comité Europeo para el Tratamiento y la Investigación de la Esclerosis Múltiple (ECTRIMS), donde se presentó un fármaco que, por primera vez, demuestra que se puede modificar de forma positiva la evolución en pacientes con una forma de esclerosis múltiple primaria, al menos durante el ensayo. Pero hasta ahora, los fármacos que hay en el mercado están indicados para la fase inflamatoria de la enfermedad, que es sobre todo al inicio. «Ahí somos muy buenos. Somos capaces de anular prácticamente la inflamación de la enfermedad», explica. «Pero en la fase degenerativa, que se observa en algunos pacientes, aún podemos hacer muy poco», lamenta. El avance en la investigación de la enfermedad ha sido colosal, en palabras del doctor. «Creo que no se ha vivido en ninguna área de la medicina en los últimos años, salvo la hepatitis», dice. «Ha pasado de ser una enfermedad incurable e intratable a ser una en la que podemos hacer muchísimas cosas, aunque aún nos queda el componente neurodegenerativo. Ahí es donde tenemos que doblar los esfuerzos investigadores». Fuente original: elPeriodico.com About 500,000 people in Europe, and about two millions worldwide are living with multiple sclerosis. Only in Spain, the number of patient varies between 45,000 and 50,000. A figure that is increasing, with 1,800 new cases per year although the number of treatment is also increasing. It is the leading cause of disability in young people in Western countries, although the increase in its incidence is still general throughout the world, even in countries where there was barely cases before. According to Dr. Xavier Montalban, neurologist, MS specialist and director of the Centre d’Esclerosi Múltiple de Catalunya, there are environmental factors that influence this growth. One would be the lack of vitamin D. “We have less sun exposure and work more inside buildings,” he says. “Low levels of vitamin D increase the susceptibility of disease and disability progression.” This and smoking can explain, according Montalban, the proportion of the incidence in women has increased from two cases per man to four. Other factors are diets rich in salt. “We speculate that favor the autoimmune process,” he says. Although there is still no study to prove it, we have already published the preliminary results of research in the science journal Nature. “There is also the hygiene theory. With more hygiene, we suffer fewer infections and thus our immune system is not trained as well as it should be, causing more immune disorders” he explains. These factors act also on a genetic basis. “It is very complex, with more than 200 genes involved in varying degrees,” he explains. But it is not an inherited disease. Being a relative of a person with MS, even in identical twins does not mean that the chances of getting it are very much higher. CHAMALEAON DISEASE The symptoms are very heterogeneous. “Multiple sclerosis is called the chameleon of immunological diseases,” he says. The loss of vision in one eye or sensitivity and strength in the legs -during days or weeks would lead to the suspition of MS. With these symptoms, about 50% of people are diagnosed from the first day with an MRI, but treatment can begin before that, to improve the outcomes of the disease. The average age of those diagnosed is between 20 and 40 years. Then you have to see if the treatment chosen is required or not. At present there are 10 registered…