El 'Helicobacter pylori' podría frenar el riesgo de esclerosis múltiple en mujeres

Un microbio intestinal común, el ‘Helicobacter pylori’, es responsable del 90 por ciento de las úlceras gástricas y de los casos de halitosis; además provoca acidez, gastritis y dolor abdominal pero, por encima de todo, es una de las causas principales del cáncer de estómago. Sin embargo, parece que podría tener alguna acción positiva para su portados ya que, según una reciente investigación, podría frenar el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple, por lo menos en las mujeres. Aproximadamente la mitad de las personas son portadoras de la bacteria ‘Helicobacter pylori’, que se aloja en la mucosa del estómago, aunque sólo entre un 10 y 15 por ciento desarrollará una enfermedad relacionada con ella. Si se confirma en otros estudios, esto podría probar la hipótesis de la higiene, la premisa de que las infecciones de la infancia ayudan a preparar y regular el sistema inmunológico y prevenir enfermedades autoinmunes y alérgicas en la edad adulta, según los investigadores, que han publicado el estudio en el ‘Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry’. La prevalencia de la esclerosis múltiple (EM) se ha incrementado en todo el mundo, junto con otras enfermedades autoinmunes, pero las razones de este aumento no están claras. Algunos estudios han sugerido una relación entre la infección en la primera infancia y la reducción del riesgo de EM, pero todos han sido pequeños. Por lo tanto, los investigadores de este nuevo trabajo, coordinado por el profesor Allan Kermode, del Centro para Trastornos Neuromusculares y Neurólogicos del Instituto de Investigación en Neurociencia de la Universidad de Australia Occidental, evaluaron a 550 personas con casos confirmados de EM y un grupo de comparación de 299 personas sanas, emparejadas por edad y sexo, en cuando a la presencia de anticuerpos contra ‘Helicobacter pylori’. Las pruebas se realizaron entre 2007 y 2011. EN HOMBRES NO SE HA PODIDO PROBAR LA RELACIÓN Normalmente, el ‘H. Pylori’ se adquiere antes de los 2 años, y tiene una duración de vida en el estómago, a menos tratada. Alrededor de la mitad de la población mundial está infectada con esta bacteria, la mayoría de ellos en el mundo en desarrollo, donde las normas de higiene y las tasas de prescripción de antibióticos tienden a ser más bajas que en los países desarrollados. Los resultados de este estudio mostraron que la prevalencia de la infección fue significativamente menor en los pacientes con EM que en el grupo de comparación, pero sólo entre las mujeres, en las que era alrededor de un 30 por ciento más baja. Por otra parte, después de tener en cuenta factores influyentes, como la edad al momento del diagnóstico, el año de nacimiento y la duración de los síntomas, las mujeres con EM que dieron positivo para ‘H. pylori parecían’ estar menos impedidas por la enfermedad que las que dieron negativo a la infección. En los hombres resultó lo contrario: un resultado positivo de la prueba se relacionó con mayores tasas de discapacidad. En todo caso, en esta investigación no hubo evidencia de ningún vínculo entre la presencia de la infección y la tasa de recaída. No hay una explicación obvia para la disparidad de género, lo que sin duda merece mayor estudio, dicen los expertos. Las tasas de EM son más altas en las mujeres que en los hombres, con la mayor parte del aumento de la prevalencia de la EM en los últimos años en las mujeres. Fuente original:Infosalus.com A common intestinal microbe ‘Helicobacter pylori’, is responsible for 90 percent of gastric ulcers and cases of halitosis; also causes heartburn, gastritis and abdominal pain but, above all, is a major cause of stomach cancer. However, it seems that might have some positive action for ported since, according to recent research, could cut the risk of developing multiple sclerosis, at least in women. About half of the people are carriers of the bacterium Helicobacter pylori, which is housed in the mucosa of the stomach, but only between 10 and 15 percent will develop a related disease with her. If confirmed in other studies, this could prove the hygiene hypothesis, the assumption that childhood infections help prepare and regulate the immune system and prevent autoimmune diseases and allergies in adulthood, according to researchers, who published the study in the Journal of Neurology Neurosurgery & amp; Psychiatry. The prevalence of multiple sclerosis (MS) has increased worldwide, along with other autoimmune diseases, but the reasons for this increase are unclear. Some studies have suggested a link between infection in infancy and reducing the risk of MS, but all have been small. Therefore, researchers in this new work, coordinated by Professor Allan Kermode, the Centre for Neuromuscular and Neurological Disorders Institute for Research in Neuroscience at the University of Western Australia, evaluated 550 people with MS confirmed cases and a comparison group of 299 healthy individuals matched for age and sex, then to the presence of antibodies against ‘Helicobacter pylori’. The tests were conducted between 2007 and 2011. IN MEN HAVE BEEN ABLE TO PROVE THE RELATIONSHIP Normally the ‘H. Pylori is acquired before age 2, and has a lifetime in the stomach, unless treated. About half of the world’s population is infected with this bacteria, most of them in the developing world, where standards of hygiene and rates of prescribing antibiotics tend to be lower than in developed countries. The results of this study showed that the prevalence of infection was significantly lower in MS patients than in the comparison group, but only among women, which was about 30 percent lower. On the other hand, after taking into account influencing factors such as age at diagnosis, year of birth and duration of symptoms, women with MS who tested positive to ‘H. pylori appeared ‘to be less impaired by the disease than those who were negative for infection. In men proved otherwise: a positive test result was associated with higher rates of disability. In any case, this research was no evidence of any link between the presence of infection and relapse rate. There is no obvious explanation…