Últimos hallazgos sobre la Esclerosis Múltiple en la infancia

Presentamos un pequeño resumen de las últimas investigaciones en EM durante la infancia, en especial los factores que pueden influir y cómo lo afrontan las familias afectadas. Primeros síntomas que se esconden Existen indicios de que el daño que la EM causa en la mielina empieza años antes de que aparezcan los primeros síntomas. Lamentablemente, es muy difícil predecir quién va a desarrollar EM, pues en la actualidad hay muy pocos marcadores biológicos que puedan ayudar en el diagnóstico. Algunos niños tienen brotes similares a los de la EM, en los que surgen problemas con la vista u otros trastornos sensitivos, pero que luego desaparecen. Algunos desarrollan EM infantil, mientras que otros nunca vuelven a sufrir síntomas: investigadores de Canadá han estado intentado entender por qué, y si existen marcadores biológicos concretos que permitan separar estos dos grupos. En su estudio, los investigadores tomaron muestras de sangre de 40 niños que habían sufrido un brote similar. Aquellos que desarrollaron EM ya tenían una gran cantidad de anticuerpos que pudieron dañar la mielina durante el primer episodio: sus sistemas inmunitarios estaban “dispuestos” contra la mielina. También descubrieron que, después de 3 meses, los niños que desarrollaron la enfermedad tenían nuevos tipos de anticuerpos que podían atacar la mielina. Esto parece indicar que la respuesta contra la mielina puede cambiar con los años, un fenómeno que podría ser útil para investigaciones futuras y nuevos de tratamientos. En las mujeres, ¿puede influir la pubertad? Hay hasta 3 veces más mujeres afectadas por EM que hombres, pero aún no se conoce el motivo. Algunos grupos de investigadores han comenzado a estudiar en qué medida puede la pubertad influir en el desarrollo de la EM. En este estudio, siguieron durante 9 años la evolución de 116 niñas que sufrieron brotes similares a los de la EM. Descubrieron que aquellas con una pubertad tardía eran menos propensas a desarrollar EM. También investigaron el mismo fenómeno en ratones hembra con una condición similar a la EM: las que habían pasado la pubertad tenían más probabilidades de desarrollar síntomas de EM que las que no. Todos estos datos parecen indicar que la pubertad, y por tanto las hormonas, pueden tener algo que ver con el desarrollo de la EM en mujeres. Afrontándolo en familia Investigadores financiados por la Asociación de EM del Reino Unido han mantenido entrevistas con niños con EM y sus padres para entender cómo lo están viviendo y la ayuda que reciben. Tras entrevistar a 31 padres y 21 niños o adolescentes que habían sido diagnosticados con EM, descubrieron que el diagnóstico podía tardar desde 1 mes a 8 años, lo que parece indicar que había grandes diferencias en el proceso de diagnóstico. A partir del estudio, el tiempo necesario para el diagnóstico parece depender de: Cuánto se tarda en informar a un profesional sanitario de los primeros síntomas. Si dichos síntomas se ven como un problema grave. El nivel de conocimiento sobre EM en la infancia. El tiempo que se tardó en conseguir una cita con el especialista. Esta investigación pone de manifiesto la complejidad diagnóstica en la infancia, con las posibles implicaciones que eso puede tener para la salud del niño. La profesora Susan Kirk de la Universidad de Manchester, quien ha dirigido el proyecto, ha afirmado que “es muy importante que los médicos de cabecera y pediatras escuchen a las familias y tomen consciencia de la EM en la infancia para que puedan derivar sus pacientes al especialista lo antes posible”. Fuente original:Esclerosis Múltiple España We present a brief summary of the latest research in MS in childhood, especially the factors that can influence and how it affected families face. First signs that hide There are indications that the damage that MS causes in myelin begins years before the first symptoms appear. Unfortunately, it is very difficult to predict who will develop MS, because at present there are very few biomarkers that may aid in the diagnosis. Some children are similar to those of MS, where problems with vision or other sensory disorders arise shoots, but then disappear. Some develop childhood MS, while others never again suffer symptoms: Canadian researchers have been trying to understand why, and whether there are specific biological markers to separate these two groups. In their study, researchers took blood samples from 40 children who had suffered a similar outbreak. Those who developed MS already had a lot of antibodies that could damage the myelin during the first episode: their immune systems were “willing” against myelin. They also found that after three months, children who developed the disease had new types of antibodies that could attack the myelin. This suggests that the response against myelin can change over the years, a phenomenon that could be useful for future research and new treatments. In women, can influence puberty? There are up to 3 times more women than men affected by MS, but not yet known why. Some groups have begun to study the extent puberty may influence the development of MS. In this study, were followed for 9 years the evolution of 116 girls who were similar to those of MS outbreaks. They found that those with delayed puberty were less likely to develop MS. They also investigated the same phenomenon in female mice with an MS-like condition: they had passed puberty were more likely to develop MS symptoms than those without. All these data suggest that puberty, hormones and therefore, may have something to do with the development of MS in women. By opposing family Researchers funded by the MS Society UK were interviews with children with MS and their parents to understand how they are living and support they receive. After interviewing 31 parents and 21 children or teenagers who had been diagnosed with MS, they found that the diagnosis could take anywhere from 1 month to 8 years, suggesting that there were large differences in the diagnostic process. From the study, the time required for diagnosis appears to depend on: How much does it take…