Un antihistamínico revierte parcialmente la pérdida de visión en la esclerosis múltiple

Un estudio muestra por primera vez que un tratamiento farmacológico puede reparar los daños causados por la esclerosis múltiple La esclerosis múltiple es una enfermedad causada por la destrucción por el sistema inmune de la capa de mielina que protege las neuronas. El resultado es un daño de los nervios que transmiten la información desde y hasta el cerebro. Es el caso, entre otros, del nervio óptico, lo que provoca una ‘neuropatía óptica’ que hace que los pacientes con esclerosis múltiple acaben perdiendo la visión. Pero como muestra un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU.), la administración de fumarato de clemastina, un antihistamínico ya comercializado para tratar los síntomas de las alergias y de los resfriados, puede revertir el daño causado por la esclerosis múltiple en el nervio óptico, posibilitando que los pacientes recuperen parcialmente la visión. Como destacó Ari Green, director de esta investigación que se presentó en la 68ª Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología (AAN) «nuestros resultados son emocionantes porque son los primeros en demostrar la posible reparación de la capa protectora en personas con desmielinización crónica por la esclerosis múltiple». ¿Desmielinización ‘reversible’? El estudio, de cinco meses de duración, fue llevado a cabo con la participación de 50 pacientes diagnosticados de esclerosis múltiple y con una edad promedio de 40 años. El tiempo medio de evolución de la enfermedad se estableció en 5 años, y todos los participantes presentaban discapacidad leve y signos de neuropatía óptica crónica estable –entre otros, un retraso no inferior a 118 milisegundos en la transmisión de las señales nerviosas entre la retina y la corteza visual en al menos uno de los ojos. Durante los primeros tres meses de estudio, la mitad de los pacientes fueron tratados con fumarato de clemastina y la otra mitad con placebo. Un régimen de tratamiento que se invirtió durante los últimos dos meses de la investigación. Y la administración del antihistamínico, ¿conllevó alguna mejora de la función visual? Pues sí. Concretamente, el tratamiento con fumarato de clemastina se asoció con una disminución media de casi 2 milisegundos en el retraso de la transmisión de las señales visuales. Y como apuntan los autores, «una mejora en la demora de esta transmisión es considerado un biomarcador de reparación de la mielina». Como indicó Ari Green, «es cierto que la mejora en la visión es modesta, pero nuestro estudio es prometedor porque es la primera vez que un fármaco muestra que es posible revertir el daño causado por la esclerosis múltiple». Mucho por hacer Y este beneficio, aun modesto como prometedor, ¿no supone mayores efectos adversos para los pacientes? Pues según los resultados, no, dado que los participantes tan solo experimentaron un leve incremento de la sensación de fatiga con el fármaco. En definitiva, concluyó Ari Green, «si bien los resultados son preliminares, nuestro estudio ofrece un marco para futuras investigaciones sobre la reparación de la esclerosis múltiple y esperamos que sea la puerta a nuevos descubrimientos que potenciarán la capacidad innata del cerebro para llevar a cabo esta reparación». Pero, ya a día de hoy, ¿debe considerarse la administración de fumarato de clemastina para tratar la neuropatía óptica asociada a la esclerosis múltiple? Pues en opinión de los autores, todavía es pronto, pues como advierte el director de la investigación, «se requieren más estudios con un mayor número de participantes antes de los que los médicos puedan recomendar el fumarato de clemastina para los pacientes con esclerosis múltiple». Fuente original: ABC Salud A study shows for the first time a drug treatment can repair damage caused by multiple sclerosis Multiple sclerosis is a disease caused by the destruction by the immune system of the myelin sheath that protects neurons. The result is damage to the nerves that transmit information to and from the brain. This is the case, among others, the optic nerve, which causes a ‘optic neuropathy’ that makes multiple sclerosis patients end up losing sight. But a new study conducted by researchers at the University of California at San Francisco (USA), administration of clemastine fumarate, an antihistamine and marketed to treat symptoms of allergies and colds, you can reverse the damage caused by multiple sclerosis in the optic nerve, allowing patients to partially regain their sight. As Ari Green, director of the research presented at the 68th Annual Meeting of the American Academy of Neurology (AAN) “our results are exciting because they are the first to demonstrate the possible repair of the protective layer in people with chronic demyelination highlights multiple sclerosis “. Reversible’ demyelination? The study, five months, was carried out with the participation of 50 patients diagnosed with multiple sclerosis and with an average age of 40 years. The median time to progression of the disease was established in 5 years, and all participants had mild disability and chronic optic neuropathy signs of stable among others, a delay of no less than 118 milliseconds in the transmission of nerve signals between the retina and the visual cortex in at least one eye. During the first three months of the study, half of the patients were treated with clemastine fumarate and half placebo. A treatment regimen was reversed during the last two months of research. And the administration of antihistamine, entails some improvement in visual function? You are right. Specifically, clemastine fumarate treatment was associated with an average decrease of about 2 milliseconds in the delay of the transmission of visual signals. And as the authors, “an improvement in the delay of this transmission is considered a marker of myelin repair.” As noted by Ari Green, “it is true that the improvement in vision is modest, but our study is promising because it is the first time a drug shows that it is possible to reverse the damage caused by multiple sclerosis.” A lot to do And this benefit, even modest as promising, is not supposed major adverse effects for patients? Because according to the results, not because the participants experienced…