El European Brain Council considera la COVID-19 como una enfermedad cerebral

Investigaciones recientes muestran que más de dos tercios de los pacientes con covid-19 tuvieron complicaciones neurológicas. Muchos de ellos desarrollaron un problema de salud mental a partir de los 90 días de contraer el virus.

Estos datos han llevado al European Brain Council considera la COVID-19 como una enfermedad cerebral

Poco después del reconocimiento del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), se descubrió que el coronavirus SARS-CoV-2 era responsable de una pandemia con muchos signos de afectación del cerebro (Mao L et al.2020). Además de los signos clásicos de enfermedad respiratoria, la COVID-19 también puede afectar el sistema nervioso de varias formas (ver Figura 1):

a) sistema nervioso central; mareos, dolor de cabeza, alteración de la conciencia, enfermedad cerebrovascular aguda, ataxia y convulsiones
b) sistema nervioso periférico; deterioro del gusto, deterioro del olfato, deterioro de la visión y dolor de los nervios
c) interacción del músculo esquelético con el sistema nervioso; paraliza, debilidad

 


Figura 1. Síntomas o enfermedades en el sistema nervioso central de pacientes con covid-19 (con permiso de Baptista AF et al. 2020)

Hay datos convincentes que muestran que el sistema nervioso central se ve afectado de forma fuerte y notable durante las infecciones por COVID-19. Por ejemplo, varios informes sugieren que la fatiga y otras condiciones psiquiátricas generales como la depresión y la ansiedad son bastante comunes; aproximadamente del 20 al 70% de los pacientes infectados tienen síntomas / signos de que el cerebro se ve afectado durante las infecciones por COVID-19 (The European Brain Council 2021). Las consecuencias para la salud a largo plazo más comúnmente reportadas incluyen fatiga, dolores de cabeza, dificultad para respirar, ansiedad y depresión, dolores en el pecho, dolores en las articulaciones y mareos (Instituto Noruego de Salud Pública 2020).

Además, hay indicios de que las infecciones virales en general, y la COVID-19 en particular, pueden ser importantes para el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como la demencia, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis lateral amiotrófica y la esclerosis múltiple (Karim S et al. 2014).

 

Fundación GAEM impulsa la innovación biomédica para encontrar una cura para la esclerosis múltiple y mejorar la vida de más de 55.000 personas en España. Apoya su labor de investigación y sensibilización sobre esta enfermedad que no tiene cura.

 

¿Cuál es el vínculo entre la infección por COVID-19 y el cerebro?

Sabemos que el virus SARS-CoV-2 infecta las células huésped mediante el uso de un tipo específico de receptor llamado receptor de la enzima convertidora de angiotensina (ACE2), que se observa en varios órganos, incluidos los pulmones, el corazón, los riñones y el intestino. Un receptor es una proteína que puede unirse a otra proteína con una especificidad muy alta. Por tanto, un receptor permite que se produzcan señales o transporte muy específicos.

Los receptores ACE2  se encuentran en las células endoteliales (que cubren el interior de los vasos pequeños que irrigan el cerebro) y en las células del músculo liso vascular (que regulan la tensión en los vasos pequeños) en el cerebro (Ferrario CM et al.2005; Hamming I et al. 2004). Los receptores ACE2 también están presentes en la superficie de algunos tipos de células, como el epitelio olfativo (células que cubren el nervio «olfativo») en la nariz. El camino desde el nervio olfatorio hasta el interior del cerebro es muy corto, y esta es una vía probable para infectar el cerebro con el virus SARS-CoV-2 (Jakhmola S et al. 2020).

Se ha demostrado que los pacientes que mueren a causa de infecciones por covid-19 tienen dañados pequeños vasos en varias partes del cerebro, probablemente debido a infecciones a través de células que cubren el interior de pequeñas vesículas en el cerebro (Lee M-H et al. 2021).

Los hallazgos anteriores pueden explicar por qué muchos pacientes tienen tantos síntomas de infecciones por COVID-19 que afectan el sistema nervioso central. Lifebrain también cree correcto clasificar la pandemia como una enfermedad cerebral.

Fundación GAEM participa como organización de pacientes en el proyecto Lifebrain, una iniciativa de 5 años financiada por el programa de la Unión Europea H2020. Lifebrain tiene como objetivos entender cómo estos factores afectan el desarrollo del cerebro, la función cognitiva y la salud mental durante las diferentes etapas de la vida. Lifebrain integra datos de 6.000 participantes realizados en 11 estudios de neuroimagen europeos en 7 países. Más información.