Neuromielitis óptica (NMO)

La neuromielitis óptica (NMO) es una enfermedad grave, idiopática, inflamatoria y desmielinizante del sistema nervioso central en la que las estructuras afectadas de forma predominante son el nervio óptico y la médula espinal. Aunque presenta una distribución mundial, su frecuencia es baja, y se distingue de la esclerosis múltiple en aspectos clínicos, radiológicos, inmunológicos y pronósticos. El descubrimiento de un marcador serológico altamente específico, los anticuerpos IgG-NMO/acuaporina 4, ha permitido ampliar el espectro clínico a formas limitadas de la enfermedad, así como a formas de presentación clínica que van más allá de la afectación del nervio óptico y de la médula.

La NMO requiere de un reconocimiento diagnóstico precoz y de la instauración de un tratamiento modificador a largo plazo. Sin embargo, no se dispone de estudios controlados que hayan evaluado la eficacia de los diferentes tratamientos en la enfermedad, y muchas recomendaciones terapéuticas y diagnósticas reflejan las distintas opiniones de los expertos.