Su experiencia es en el sector comercio-alimentario, en el que fue empresaria durante 25 años, además, a nivel personal, es una persona muy dedicada a su familia y a sus amigos de GAEM. Katy es afectada de Esclerosis Múltiple y le diagnosticaron la enfermedad cuando tenía 43 años. Actualmente practica actividades deportivas para ejercitar el cuerpo y encontrarse más ágil. Además, es miembro fundador de GAEM y se siente muy ligada a su filosofía porque tiene prisa en curarse y cree mucho en los proyectos que impulsa la entidad.