Esclerosis múltiple y coronavirus: preguntas y respuestas

Ofrecemos aquí una traducción adaptada de un documento de preguntas y respuestas preparado por el Dr. Gavin Giovannoni, neurólogo especializado en Esclerosis Múltiple del Royal London Hospital de Whitechapel, Londres. 

 

¿ME PUEDO TRATAR CON ESTEROIDES AHORA SI TENGO UN BROTE?

Algunos expertos aconsejan evitar los esteroides para los brotes. ¿Por qué? En general, los beneficios de los esteroides en el tratamiento de los brotes son bastante pequeños, esencialmente, aceleran la recuperación en unas dos semanas. A los 6 meses, el nivel de recuperación de una recaída, según la evaluación del EDSS, es el mismo independientemente de si tomas o no esteroides.

 

¿ESTEROIDES INTRAVENOSOS (IV) VERSUS ORALES?

Ha habido varios estudios que muestran que no hay diferencia entre las altas dosis de esteroides intravenosos u orales en cuanto al resultado del brote. En el entorno actual de COVID-19, cuando se trata de evitar que los pacientes tengan que viajar y venir al hospital, los esteroides orales serían los indicados.

Antes de empezar a tomar esteroides es bueno hacer algunas cosas básicas para tratar de reducir el riesgo de efectos secundarios. Por ejemplo realizar una toma de la presión arterial, es mejor no prescribir altas dosis de esteroides a alguien con hipertensión no controlada.

Si tiene un historial de infecciones urinarias recurrentes, siempre es aconsejable hacerse una prueba de orina para asegurarse de que no tiene una infección asintomática. Cinco días de esteroides son suficientes para embotar tu respuesta inmunológica innata, y eso podría permitir que una infección bacteriana del tracto urinario se convierta en una infección sistémica.

También es importante asegurarse de que no estemos ante un pseudobrote, que a menudo se puede desencadenar por infecciones como una infección de las vías respiratorias.

 

¿QUÉ HACER SI TENGO SÍNTOMAS DE CORONAVIRUS (COVID-19)?

Los síntomas de COVID-19 son muy inespecíficos y generalmente imitan un resfriado común, una gripe o una infección del tracto respiratorio superior. Las presentaciones atípicas incluyen diarrea. Los síntomas importantes que hay que tener en cuenta son una temperatura alta y una nueva y continua tos. Esto significaría toser mucho durante más de una hora, o 3 o más episodios de tos en 24 horas (si se suele tener tos, puede ser peor de lo habitual). Mucha gente interpreta demasiado los síntomas, así que si tienes dudas, espera de 12 a 24 horas antes de hacer algo.

Si se confirman tus síntomas, debes contactar con el servicio de salud de tu comunidad y observar estas normas:

  • No salir de casa por ninguna razón, si es imprescindible llevar mascarilla y mantenerse al menos a 2 metros (3 pasos) de otras personas.
  • Evitar salir a comprar comida o recoger medicinas – pedirlas por teléfono o en línea, o pedir a alguien más que las deje en su casa

 

¿AUMENTA LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE LA POSIBILIDAD DE CONTRAER LA INFECCIÓN COVID-19?

A pesar de que muchas personas y recursos de información responden afirmativamente a esta pregunta, la respuesta es que simplemente no lo sabemos.

Para infectarse con el coronavirus COVID-19 hay que estar expuesto al virus. Si evitas la exposición no te infectas. Este virus COVID-19 se transmite de una persona a otra a través de las gotas respiratorias producidas durante la tos y los estornudos. Por lo tanto, la higiene personal, en particular el lavado de manos, y el distanciamiento social y el aislamiento social reducirán sus posibilidades de contraer el COVID-19.

Si estás discapacitado y tienes dificultades con la higiene personal como resultado de sus impedimentos neurológicos, puedes tener un mayor riesgo de contraer COVID-19.

 

¿EL HECHO DE ESTAR INMUNODEPRIMIDO COMO RESULTADO DE LA TERAPIA CONTRA LA  ESCLEROSIS MÚLTIPLE AUMENTA EL RIESGO DE CONTRAER COVID-19?

Es posible.

En este momento sospechamos que un número significativo de personas tienen infecciones asintomáticas, es decir, se exponen al virus, se colonizan y luego se deshacen del virus, pero no desarrollan ningún síntoma de enfermedad. Es probable que las personas que reciben terapias inmunosupresoras tengan menos probabilidades de ser asintomáticas. Si este es el caso, entonces es probable que las terapias inmunosupresoras aumenten tus posibilidades de contraer COVID-19 o una infección sintomática.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que tendrás una enfermedad peor o que tengas un mayor riesgo de contraer COVID-19 grave. ¿Por qué? Parece que la infección grave por COVID-19 no se debe necesariamente al virus, sino a la respuesta inmunológica al virus. Por lo tanto, paradójicamente, se ha formulado la hipótesis de que las personas inmunosuprimidas pueden estar protegidas de alguna manera contra la enfermedad grave. Ten en cuenta que esta es una hipótesis y que deberá ser estudiada de forma prospectiva. Sólo se puede responder estudiando un gran número de afectados de EM, con y sin terapias inmunosupresoras, que contraen COVID-19.

 

¿DEBO EVITAR ASISTIR A MIS VISITAS EN EL HOSPITAL?
Esto es algo que tienes que discutir con tu propio equipo de EM.

Sin embargo, en general el objetivo de las medidas de salud pública para contener el COVID-19 es reducir su exposición al virus, es decir, la higiene personal (lavado de manos, distanciamiento social, aislamiento social y evitar los viajes a zonas de alto riesgo). En general, COVID-19 no es una infección adquirida en el hospital, sino en la comunidad. Pero esto puede cambiar a medida que más pacientes con la enfermedad sean admitidos en los hospitales.

Por lo tanto, tiene sentido reducir la propagación de COVID-19 y evitar la hospitalización. Esto podría significar realizar citas de seguimiento por teléfono o telemedicina, retrasar las resonancias magnéticas unas semanas, cambiar a un programa de dosis de intervalos prolongados para medicamentos como el natalizumab, retrasar los tratamientos inmunosupresores como el ocrelizumab, rituximab y alemtuzumab, pedir que se haga un control de la sangre y la orina en casa o en el médico de cabecera.

 

¿QUÉ HAY DE LAS EVALUACIONES DE LOS BROTES?
Recomendamos que se hagan mediante telemedicina. Es posible que el neurólogo haga algunos de los exámenes neurológicos pidiéndote que hagas cosas y observándolas a través de un enlace de vídeo, por ejemplo, caminando de talón a talón, saltando en cualquiera de las piernas sin apoyo y observando los movimientos de sus ojos. Aunque un examen neurológico por vídeo no es lo ideal, al menos permite realizar una evaluación neurológica superficial. También se puede completar la calculadora web-EDSS y otros sistemas de medidas de resultados por internet.

Cuando se trata de tratar las recaídas es aconsejable intentar no usar esteroides durante la pandemia. En realidad, los esteroides no influyen mucho en el resultado final de las recaídas, sino que simplemente aceleran la recuperación.

 

¿HAY ALGUNA PERSONA CON EM QUE HAYA TENIDO UNA INFECCIÓN POR COVID-19?
Sí, ha habido personas con EM que han desarrollado COVID-19. La mayoría de los casos reportados hasta ahora han sido en Italia. La buena noticia es que los casos que se han comentado en Twitter están bien, pero esto no es totalmente fiable ya que no ha habido un seguimiento, y la infección severa de COVID-19 parece ser una respuesta retardada que ocurre típicamente en la semana 2 después de volverse sintomática. Este retraso en el deterioro es probablemente el resultado de una respuesta inmune al virus.

Curiosamente, algunas personas tienen la hipótesis de que la persona afectada de EM inmunosuprimida puede en realidad estar protegida de las complicaciones severas de la COVID-19 mediadas por el sistema inmunológico. Los neurólogos italianos y británicos están recogiendo toda la información clínica de los pacientes con EM que desarrollan la infección por COVID-19 para saber qué les pasa.

Un problema que veo emerger es que muchos afectados de EM que tienen infecciones leves por COVID-19 si se aíslan y se recuperan espontáneamente pueden no estar inscritos en estos estudios. Para abordar este sesgo de información va a ser importante hacer estudios de seguimiento de la seroprevalencia para evaluar cuántos afectados son asintomáticos o desarrollan infecciones leves de COVID-19.

 

¿MI SISTEMA INMUNOLÓGICO SERÁ CAPAZ DE LUCHAR CONTRA EL COVID-19 SI ME CONTAGIO?
Sí. El sistema inmunológico es un sistema notable y potente. Ha evolucionado principalmente para protegernos de las infecciones y tiene múltiples sistemas intrincados para detectar y responder a nuevas infecciones.

Yo solía advertir a mis pacientes que tomaban fingolimod y natalizumab, que deberían estar atentos a no adquirir nuevas infecciones exóticas, particularmente, virus neurotrópicos. La teoría era que, si el virus llegaba al sistema nervioso central (SNC) mientras se estaba tratando con una de estas terapias, correría el riesgo de desarrollar una encefalitis lentamente progresiva e intratable.

Las experiencias de afectados de EM expuestos al dengue (arbovirus transmitido por la picadura de un mosquito, sin una vacuna efectiva) en tratamiento con fingolimod o natalizumab muestran claramente que sus sistemas inmunológicos estaban bien para hacer frente a la fiebre del dengue. Todos los pacientes se recuperaron y ninguno de ellos desarrolló encefalitis.

Por tanto, para las personas con EM que toman fingolimod y natalizumab, el estudio del caso de la fiebre del dengue debería ayudar a asegurarles que sus sistemas inmunológicos no están tan comprometidos cuando se trata de responder y eliminar una nueva infección viral. Esta es una de las razones por las que no recomendamos a nuestros pacientes que toman natalizumab y fingolimod que dejen su terapia en respuesta a la epidemia de COVID-19.

 

¿QUÉ PASA SI TENGO UN BROTE Y NECESITO TRATAMIENTO CON ESTEROIDES?
Cuando se trata de tratar los brotes durante la pandemia COVID-19 es aconsejable intentar no usar esteroides. En realidad, los esteroides no influyen mucho en el resultado final de las recaídas, sino que simplemente aceleran la recuperación de la recaída. La desventaja de los esteroides es que son inmunosupresores y al menos teóricamente aumentan las posibilidades de contraer una infección viral COVID-19 sintomática y grave.

 

¿EL COVID-19 PUEDE CAUSAR UNA RECAÍDA DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE?
Aproximadamente un tercio de las recaídas van precedidas de una infección, que son típicamente infecciones virales. La observación de que las infecciones desencadenan recaídas se hizo en la era pre-DMT (tratamiento modificador de la enfermedad) y posiblemente no se aplica a las personas que están siguiento un DMT. Por lo tanto, si tienes EM y no estás siguiendo un DMT, diría que una infección por coronavirus, como otras infecciones virales, podría desencadenar recaídas. Sin embargo, si estás siguiendo un DMT, en particular un DMT de alta eficacia, entonces COVID-19 no desencadenará una recaída.

 

¿ESTOY EN MAYOR RIESGO DE COVID-19 PORQUE ESTOY SIGUIENDO  UN DMT ESPECÍFICO?
Esta es la llamada pregunta del millón, sobre la que todos tienen una opinión, por el momento no hay respuestas correctas o incorrectas.

He tratado de capturar los atributos importantes de los DMT licenciados y emergentes en la tabla de abajo. Espero que se explique por sí misma. Esto no está basado en evidencias y representa mi opinión basada en principios científicos, es decir, en cómo funciona el sistema inmunológico, el modo de acción de los diferentes DMT y su farmacocinética y farmacodinámica. También he añadido una columna a la derecha que discute algunos atributos de las clases de DMT y consideraciones teóricas que pueden afectar la toma de decisiones sobre DMT durante la pandemia.

Tabla con los atributos principales de los DMT en el mercado en relación con la pandemia de COVID-19

 

Por favor ten en cuenta que esta información se preparó entre el 18 y 19 de marzo 2020 y puede cambiar a medida que surjan nuevos datos.

Primera publicación: 26 de marzo de 2020

Ir a la fuente original