Esclerosis múltiple y el tiempo

El investigador Diego Clemente explica la importancia del tiempo en la evolución, los síntomas y la investigación en la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa crónica de la que, en la actualidad, se desconoce su origen y no existe un tratamiento que cure definitivamente la enfermedad. Todavía es una incógnita qué provoca la enfermedad, pese a que los estudios hasta la fecha apuntan a que es una mezcla de factores genéticos y ambientales. Lo que sí se sabe con seguridad respecto a la EM es que el tiempo que pasa entre diagnóstico y tratamiento es fundamental.

Fundación GAEM impulsa la innovación biomédica para encontrar una cura para la esclerosis múltiple y mejorar la vida de más de 55.000 personas en España. Apoya su labor de investigación y sensibilización sobre esta enfermedad que no tiene cura.

Es más, una detección temprana de la enfermedad supone una gran diferencia en el desarrollo posterior de la enfermedad. Es decir, se necesitan herramientas de diagnóstico eficaces y rápidas para detectar cuanto antes la enfermedad, para poder así tratara lo antes posible. Sin embargo, cuando una persona acude al neurólogo con síntomas de esclerosis múltiple, habitualmente la enfermedad ya ha comenzado. Tampoco se conoce en qué momento exacto empezó la enfermedad, ya que pueden pasar días, semanas o años hasta que esta se presenta en forma de brote.

También resulta fundamental conocer lo antes posible qué tipo de esclerosis mútliple presenta cada afectado, ya que los fármacos varian según la tipología y fase de la enfermedad. En la mayoría de los casos, tal y como explica Diego Clemente del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, se trata de la esclerosis múltiple remitente recurrente.

Para conocer la evolución que tendrá la enfermedad los investigadores y doctores se ayudan de los denominados biomarcadores, que permite, en cierta manera, predecir el futuro. Existen biomarcadores de muchos tipos, desde pruebas de imagen (como QMENTA, proyecto de la Aceleradora GAEM) a análisis de sangre (como ALA Diagnostics, también parte de la Aceleradora GAEM).

Como comenta Clemente, la crisis sanitaria del COVID-19 ha demostrado que las personas con una enfermedad no tienen tiempo a perder. Es el caso de más de 55.000 personas diagnosticadas de esclerosis múltiple en España. Para conseguir una cura se necesita tiempo para llevar a cabo investigaciones, pero también financiación, para que dichas investigaciones y estudios puedan existir.

 

Fuente: The Conversation. Imagen: Elena Koycheva.