La esclerosis múltiple progresiva provoca mayor atrofia visual

Las personas con las variedades progresivas de EM padecen un deterioro más rápido de la retina

La esclerosis múltiple primaria progresiva y secundaria progresiva son dos tipos de esta enfermedad que se caracterizan por no tener brotes, si no avanzar a lo largo del tiempo. Ahora, un estudio publicado en la revista científica Annals of Neurology ha descubierto que además provoca un daño más rápido en la retina de las personas afectadas.

Fundación GAEM impulsa la innovación biomédica para encontrar una cura para la esclerosis múltiple y mejorar la vida de más de 55.000 personas en España. Apoya su labor de investigación y sensibilización sobre esta enfermedad que no tiene cura.

Los daños en la retina son uno de los síntomas comunes en la esclerosis múltiple, ya que el sistema ocular se ve afectado por los daños en el sistema nervioso central que provoca la esclerosis múltiple. Esta relación ha permitido al estudio demostrar que las capas más profundas de la retina podrían utilizarse como biomarcadores para detectar la enfermedad; así como para predecir su evolución y llevar un control de su progresión.

Los cambios en la retina se han relacionado anteriormente con la evolución de la esclerosis múltiple, pero no ha sido hasta ahora que se ha podido concretar cómo afecta a las personas con tipos progresivos de la enfermedad. El estudio realizado por la prestigiosa Universidad John Hopkins de Baltimore, Estados Unidos, y han participado 430 personas (178 con EM remitente recurrente, 126 con EM secundaria progresiva, 60 con EM primaria progresiva y 66 personas sin esclerosis múltiple). El 70 % de los participantes eran mujeres.

Otro de los resultados del estudio ha sido comprobar que las terapias modificadoras de la enfermedad no son efectivas para tratar la atrofia de la retina en personas con esclerosis múltiple primaria progresiva y secundaria progresiva. Por eso es necesario seguir impulsando la investigación para conseguir tratamientos efectivos y curar la enfermedad.

 

Fuente: Multiple Sclerosis News Today. Imagen: Mathieu Stern.