La investigación biomédica se confirma más que nunca como un sector clave

La crisis del coronavirus confirma y ratifica más que nunca
la importancia de apoyar e impulsar la investigación biomédica

 

En este momentos en los que España es el segundo país de Europa en número de afectados por el coronavirus COVID-19, las comunidades científicas mundiales y españolas se encuentran volcadas en la búsqueda de tratamientos farmacológicos. La mayoría de ellos se basan en el reposicionamiento de anti-virales (nuevas indicaciones de fármacos conocidos pero actualmente utilizados por otras enfermedades) para aliviar la sintomatología de los afectados así como en el desarrollo de una vacuna que nos permitirá prevenir el contagio.

En este contexto, científicos y hospitales españoles (de la Comunidad de Madrid, Cataluña y País Vasco) estarán involucrados en una investigación clínica de alcance europeo, «Solidarity», que incluirá a 3200 pacientes con COVID-19 provenientes de Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, el Reino Unido, Alemania y España. Los cuatro tratamientos que se probarán a gran escala en este ensayo clínico son el remdesivir; el lopinavir en combinación con el ritonavir, este último tratamiento en combinación o menos con el interferón beta y la hidroxicloroquina, un fármaco usado contra la malaria. La investigación clínica empezó el pasado domingo 22 de marzo y los primeros resultados se esperan en las próximas 4-8 semanas.

Otro ensayo clínico liderado por el Dr. Oriol Mitjà, investigador de la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas y avalado por Organización Mundial de la Salud (OMS), que valora su planteamiento y el bajo coste que tendría su implementación, ha sido diseñado como una estrategia preventiva para detener la transmisión del coronavirus a la población. A los afectados por COVID-19 se les administrará Darunavir, un antiviral utilizado como fármaco contra el VIH, con el objetivo de reducir la carga viral (la cantidad de virus en la sangre) y, por tanto, la capacidad de transmitir el virus a otras personas. Por otra parte, a las personas que hayan estado en contacto cercano con la persona afectada por COVID-19 se les dará, como tratamiento profiláctico, la hidroxicloroquina, usada contra la malaria.

En este estudio, liderado por la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas, institución ubicada en el Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, participarán inicialmente unas 3.000 personas de la Conca d’Òdena, el Maresme y el Vallès Oriental y se espera tener los primeros resultados durante el mes de abril.

Por otro lado, según informa Biocat, a fecha 19 de marzo de 2020  hay 121 ensayos clínicos registrados en Clinicaltrials.gov. Por países, China ha acelerado la carrera y tiene cerca de 60 ensayos abiertos. Le siguen los Estados Unidos, Francia y Hong Kong. Cataluña está en el mapa con el primer estudio que se desarrolló en España donde participan conjuntamente el Departamento de Salud, el Instituto Catalán de la Salud, investigadores de la Fundación Lucha contra el Sida del Hospital Germans Trias i farmacéuticas como Gebro y laboratorios Rubió.

España es uno de los países del mundo, y el segundo país de Europa, después de Italia, por número de afectados por el coronavirus COVID-19. Nuestro país entra en la segunda semana de confinamiento con unas cifras que convierten a España en uno de los más afectados por la pandemia con casi 40.000 casos positivos, 3000 fallecidos y 4000 curados.

 

Fuentes:

ElDiario.es

RPPE Noticias

Biocat

Imagen: AFP or licensors | Fotógrafo: JEFF PACHOUD