La rehabilitación cognitiva en la esclerosis múltiple

Los programas de rehabilitación cognitiva permiten recuperar ciertas funciones dañadas por la esclerosis múltiple; pero se necesita más investigación para potenciarlos

Los problemas de memoria, atención y procesamiento de la información son síntomas comunes de la esclerosis múltiple; que no suelen ser tratados directamente a través de la medicación. Por ello existen programas de rehabilitación cognitiva, que mediante ejercicios mentales y físicos, pretenden recuperar algunas funciones cerebrales.

Fundación GAEM impulsa la innovación biomédica para encontrar una cura para la esclerosis múltiple y mejorar la vida de más de 55.000 personas en España. Apoya su labor de investigación y sensibilización sobre esta enfermedad que no tiene cura.

Los problemas relacionados con la cognición, que en algunos casos pueden suponer problemas en la visión, están presentes en dos tercios de las personas afectadas de esclerosis múltiple. Sin embargo, se necesita más investigación – como la que impulsa Fundación GAEM – para elaborar programas y tratamientos efectivos. Las dificultades cognitivas suponen un obstáculo laboral y social para las personas con EM.

Pese a que los avances en los tratamientos modificadores de la enfermedad en los últimos años han conseguido mejorar significativamente la calidad de vida de los afectados, todavía no se han desarrollado tratamientos efectivos para los problemas cognitivos que provoca la esclerosis múltiple. Esta es la conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham.

Sí que existen en la actualidad programas de rehabilitación cognitiva diversos, que incluyen ejercicios de memoria, de atención y resolución de problemas; así como ejercicios físicos, que han demostrado tener una relación directa con la recuperación de ciertas funciones cerebrales. Sin embargo, aún se deben determinar la duración, la regularidad y la tipología de ejercicios que son más efectivos para cada afectado.

Para ello, se necesitan grupos de investigación con más participantes, según el estudio. La investigación también reconoce que los tratamientos modificadores de la enfermedad pueden ayudar con las disfunciones cognitivas; pero apunta a que no existe ningún medicamento específico para tratarlas.

Según este estudio, publicado en la revista científica Nature Reviews Neurology, las dificultades cognitivas deben tener un papel central en las futuras investigaciones en esclerosis múltiple; ya que afectan a gran parte de los afectados, y todavía no se conocen tratamientos adecuados.

 

Fuente: Multiple Sclerosis News Today.