Las pruebas de resonancia magnética ayudan a predecir la progresión de la Esclerosis Múltiple

Una nueva investigación demuestra que las pruebas de resonancia magnética iniciales pueden ser utilizadas para predecir la progresión a largo plazo para personas con EM recidivante

 

Una de las pruebas principales que se llevan a cabo para determinar el diagnóstico de la Esclerosis múltiple es la Resonancia Magnética (RM). Esta prueba facilita obtener de forma no invasiva imágenes muy precisas del cerebro que permiten detectar placas o cicatrices que podrían estar causadas por la enfermedad. La realización de RM ha supuesto un avance clave en el diagnóstico de esta enfermedad neurodegenerativa.

En este estudio, financiado por la MS Society de Reino Unido, los investigadores analizaron las resonancias magnéticas realizadas a las personas diagnosticadas con el síndrome clínicamente aislado (CIS), estas personas con CIS habían experimentado episodios de síntomas neurológicos, y en la mayoría de casos pasaron a ser diagnosticados de Esclerosis Múltiple.

15 años después de la primera prueba, los investigadores evaluaron la discapacidad de los participantes, utilizando medidas como la Escala Ampliada de Discapacidad (EDSS) y  descubrieron que estas primeras resonancias magnéticas contenían signos de progresión futura. Descubrieron que el daño en la médula espinal temprana era un signo de que la gente era mucho más propensa a seguir desarrollando la forma progresiva secundaria de Esclerosis múltiple. Tener una resonancia magnética de la médula espinal no sólo ayudó con el diagnóstico, sino que también proporcionó una predicción del nivel de discapacidad que la persona probablemente enfrentaría en el futuro.

También encontraron una asociación entre las lesiones observadas en el cerebro en el momento del diagnóstico con CIS, y las habilidades físicas y cognitivas de una persona durante la progresión de su vida.

 

 

Los resultados, que se anunciaron por primera vez en la conferencia MS Frontiers en 2017, han sido ahora revisados y publicados en una revista académica. El estudio fue dirigido por el doctor Wallace Brownlee y la profesora Olga Ciccarelli, embajadora científica de la MS Society, en el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres.

El doctor Wallace Brownlee dijo: «Ya estamos utilizando las pruebas de resonancia magnética para diagnosticar la EM y para controlar el curso de la enfermedad. Estos hallazgos, que sugieren que las medidas existentes y disponibles habitualmente en la práctica clínica pueden proporcionar un pronóstico a largo plazo, son un avance importante que será bienvenido por muchos en la comunidad de Esclerosis Múltiple.»

El doctor Browniee asegura también que ser capaces de predecir el progreso de la enfermedad en una persona puede significar más certeza, mejores opciones de tratamiento y con suerte, mejores resultados a largo plazo para todas aquellas personas afectadas.

Susan Kohlhaas, Directora de Investigación de MS Society dijo: » La esclerosis múltiple daña los nervios del cuerpo y hace más difícil hacer cosas cotidianas como caminar, hablar, comer y pensar. También es diferente para todos y actualmente no hay una manera consistente de predecir qué curso puede tomar a enfermedad . Esto puede ser increíblemente angustioso y hacer que tomar decisiones sobre el tratamiento, la familia y la vida en general resulte muy difícil. Nos complace haber financiado el trabajo y esperamos que progrese para que las personas que viven con esclerosis múltiple puedan finalmente obtener más certezas sobre el futuro»

 

Fuente : MS Society . MRI Scans can help predict MS progression

 

Artículos relacionados

https://fundaciongaem.org/diagnostico-de-la-esclerosis-multiple/