Ozanimod podría reducir la inflamación y mantener las defensas

Un nuevo fármaco para la esclerosis múltiple remitente recurrente podría mantener ciertos niveles de defensas y reducir la inflamación

Un nuevo tratamiento oral para la esclerosis múltiple remitente recurrente que podría tener menos efectos secundarios se está desarrollando en Estados Unidos. Impulsado por la farmacéutica Celegne, Ozanimod es una nueva molécula moduladora del receptor S1PR, que según los investigadores reduciría la inflamación manteniendo ciertas defensas inmunológicas. Actualmente Ozanimod está pendiente de aprobación en Estados Unidos, donde se espera una resolución para finales de marzo. En Europa, la aprobación podría llegar a mediados de año.

Todavía no se conoce con exactitud cómo afecta este nuevo tratamiento a la esclerosis múltiple, pero pertenece al mismo grupo de fármacos que Gylenia y Mayzent, ambos desarollados por Novartis. Sin embargo, se espera que sea más efectivo y tenga menores efectos secundarios. Esto se debe a que es más selectivo con los receptores a los que afecta, los S1PR tipo 1 y 5. De esta manera, se reducen los ataques desmielinizantes; a la vez que se minimiza la inflamación.

Los estudios de Fase 3 indican que Ozanimod disminuye la progresión de la enfermedad y reduce el número de brotes. La mayoría de pacientes han tolerado bien el tratamiento. Estos y otros estudios apuntan a que el nuevo tratamiento es efectivo contra la esclerosis múltiple remitente recurrente manteniendo un cierto nivel de defensas inmunológicas. Este hecho es fundamental, ya que permitiría a los afectados hacer frente a otras enfermedades comunes y tumores. Actualmente la mayoría de tratamientos son inmunosupresores, lo que deja a los pacientes en riesgo ante enfermedades víricas.

Fuente: Multiple Sclerosis News Today.

Resultados del estudio: The Lancet.