Rehabilitación cognitiva en Esclerosis Múltiple

La rehabilitación en esclerosis múltiple está dirigida a preservar y conservar la funcionalidad en la vida diaria de la persona con EM, y contempla tres ámbitos de actuación: físico, cognitivo y emocional.

 

El deterioro cognitivo es uno de los síntomas que puede presentarse en personas con esclerosis múltiple, con diferentes grados de interferencia en su vida diaria. Aunque la EM no sigue un patrón homogéneo de afectación, las principales funciones cognitivas alteradas son: la atención, las funciones ejecutivas, la velocidad de procesamiento, el aprendizaje y la memoria.

La rehabilitación cognitiva se basa en la neuropsicología, que es el estudio de la estructura y la función del cerebro, en relación con diferentes procesos y conductas psicológicas, para analizar cómo estos se ven afectados por una patología.

Se podría decir que la neuropsicología busca entender cómo el cerebro correlaciona con la mente, y ver de qué forma la afectación de una patología puede alterar algunos procedimientos.

Entre otros, la neuropsicología se basa en desarrollar y mejorar procesos diarios con el fin de mejorar la vida cotidiana del paciente, desarrollando por ejemplo:

  • Técnicas de apoyo para la realización de actividades diarias (vestirse, lavarse, escribir, cocinar, …)
  • Actividades para la recuperación de funciones cognitivas (atención, memoria, …)
  • Terapias del habla
  • Técnicas para el manejo del estrés
  • Contención de esfínteres
  • Actividades para la mejora de la movilidad y el control de los músculos
  • Programas de ejercicios para evitar o atenuar la debilidad muscular
  • Terapia social
  • Consejo nutricional
  • Manejo del dolor.

Algunas de las bases de estas terapias son:

La autogeneración: método para mejorar la capacidad de aprendizaje y recordar nueva información. Se basa en la idea de que el proceso de recordar y comprender información mejora cuando una persona genera sus propias respuestas correctas a un problema, y no cuando alguien se lo proporciona directamente.

Aprendizaje espaciado en el tiempo: consiste en repetir la actividad o el contenido que se quiere aprender con un tiempo de diferencia entre cada sesión de aprendizaje. Este método parece ser más positivo para la memoria del paciente que las sesiones consecutivas de aprendizaje sin descanso.

Recuperación de la práctica: este método defiende la idea de que poner a prueba (por ejemplo, mediante un examen) la memoria de conocimientos ya aprendidos anteriormente mejora el recordatorio posterior de esta información, más que volver a estudiar este material.

 

Rehabilitación Neuropsicológica en Esclerosis Múltiple

 

En cuanto a la rehabilitación de las funciones ejecutivas, se están creando numerosos programas telemáticos, como por ejemplo «EM-Line! Memory» o «Cognifit«.

  • EM-Line!Memory, presentado en enero de este año, es un programa en línea de rehabilitación cognitiva dirigido especialmente a pacientes con esclerosis múltiple (EM). Esta plataforma gratuita ofrece varias categorías de ejercicios para hacer rehabilitación cognitiva durante 45 minutos diarios desde casa. Para más información, ver «Proyecto EM-line!: Rehabilitación cognitiva en Esclerosis Múltiple«.
  • Cognifit, también de carácter gratuito, ofrece una serie de aplicaciones y juegos mediante los cuales los pacientes pueden ejercitar diferentes funciones para mejorar sus habilidades mentales. A través de este programa se pueden evaluar y entrenar una amplia variedad de habilidades cognitivas que pueden estar deterioradas en la EM, como la memoria, la atención, la velocidad de procesamiento, la estimación de la distancia o la coordinación ojo-mano.

 

Próximamente…

  • Rehabilitación emocional en Esclerosis Múltiple

 


 

Noticias relacionadas: