Rehabilitación emocional en Esclerosis Múltiple

La persona afectada de esclerosis múltiple puede sufrir alteraciones emocionales derivadas de la propia enfermedad y también debido a los cambios que ésta produce en su vida.

 

El bienestar emocional es un aspecto más de la completa rehabilitación de una persona afectada de EM, que puede sufrir alteraciones emocionales derivadas de la propia enfermedad, tales como ansiedad y / o depresión, y también como consecuencia de los cambios que la EM produce en su vida y en su entorno.

El diagnóstico de Esclerosis Múltiple se da a menudo después de haber sufrido varios brotes y hacerse numerosas pruebas. Esto, sumado a que se suele producir cuando la persona está en la flor de la vida, hace que las personas afectadas tengan un choque inicial que puede costar superar. Hay que rehacer el planteamiento de vida y planificar de otra manera, introducir cambios en la vida cotidiana, tal vez cambiar o dejar el trabajo… La persona afectada debe hacer el duelo de lo que ya no podrá hacer y, al mismo tiempo, evaluar sus fuerzas y su estado, y valorar todo lo que sí puede hacer.

Asimismo, la naturaleza de la «enfermedad de las mil caras» hace que sea imposible prever cuándo se podrá dar un brote, cuáles son las causas que lo pueden producir y hasta qué punto nos podremos recuperar. Todo ello se traduce en una incertidumbre e inseguridad que pueden ser difíciles de manejar, tanto para la persona afectada como para su entorno.

Por ello, es conveniente que la persona haga un trabajo personal que le ayude a conocerse, a medir sus capacidades y adaptarse a las nuevas circunstancias de la mejor manera posible para ella y para su entorno.

La psicología, el coaching, la terapia ocupacional y los grupos de ayuda son herramientas que pueden ayudar a la persona con EM a integrar sus emociones, adaptarse a una realidad cambiante y, al mismo tiempo, disfrutar de la vida.

 

Psicología y coaching

La psicología se focaliza principalmente en tratar trastornos a nivel de conducta o procesos que pueden desembocar en otras afectaciones tales como depresión, ansiedad, estrés o fobias.

Muchas personas afectadas, por razones diversas, no encuentran necesario acudir a un psicólogo, sin embargo experimentan dificultades en adaptar su vida a las nuevas circunstancias. Una buena ayuda durante un corto espacio de tiempo pueden ser unas sesiones de coaching.

Llamamos coaching a una metodología de aprendizaje dinámica e interactiva que se establece entre un coach (tutor, instructor) y un coachee (aprendiz), para el desarrollo pleno de las capacidades y habilidades de este último, ya sea en el plano personal, profesional, empresarial u organizacional, con el objetivo de alcanzar determinadas metas y conseguir los mejores resultados.

Es una herramienta muy útil que puede ayudar a los pacientes a aceptar la realidad, tomar conciencia de los recursos con los que cuenta y cómo gestionarlos.

 

 

El coaching puede ayudar a la persona afectada a mejorar su autoestima, a descubrir la mejor forma de relacionarse con los demás, a conocer sus límites y saber gestionarlos, a expresar su sexualidad desde su nueva situación, y a gestionar la enfermedad con la pareja y con la familia.

 

Terapia Ocupacional

Cuando las secuelas de la esclerosis múltiple son suficientemente importantes como para que la persona afectada tenga que dejar su trabajo, entonces tiene que hacer frente a otro cambio importante en su vida, que a menudo puede conllevar un sentimiento de pérdida de su rol social, además de su independencia y autonomía.

Es importante entonces no descuidar la capacidad de la persona con EM de ser independiente, productiva y segura en todas las actividades relacionadas con la atención personal, las actividades de ocio y el empleo.

La terapia ocupacional es un conjunto de técnicas, métodos y actuaciones para prevenir la enfermedad y mantener la salud, favoreciendo la restauración de la función y el desarrollo de la actitud adecuada para lograr la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos los sus aspectos: laboral, mental, físico y social.

En España existen numerosas entidades asistenciales que ofrecen programas de terapia ocupacional, a medida de las necesidades de las personas con EM.

 

Grupos de ayuda

Los grupos de ayuda pueden estar dirigidos a afectados y a familiares (por separado), y tienen como objetivo facilitar un espacio en el que la persona pueda expresar sus sentimientos hacia la enfermedad, tras el diagnóstico, o cuando ha habido una recaída o cambios importantes en el estilo de vida.

Son espacios en los que los participantes pasan por situaciones similares, facilitando la identificación interpersonal, así como la reflexión y la elaboración de temas de interés común relacionados con la EM. Pueden ser también espacios para intercambiar información referente a la enfermedad, sobre los recursos públicos y / o privados y los diferentes servicios de la comunidad.

Estos grupos están coordinados siempre por un profesional que los dinamiza y facilita la expresión de temas y sentimientos relacionados. Normalmente se realizan una o dos veces al mes y pueden ser de gran ayuda para el afectado, ya que constituyen un espacio propio de desahogo y apoyo emocional entre iguales.

 


 

Noticia relacionada:

 

Información relacionada de interés: