Terapia genética para reparar el daño cerebral de la esclerosis múltiple

Los síntomas neurológicos en la esclerosis múltiple (EM), como la pérdida de la función cognitiva o motora, provocan muchos problemas en más de 2,5 millones de personas en todo el mundo. El daño a los nervios del cerebro y la médula espinal no se puede reparar. Los investigadores del Instituto Neerlandés de Neurociencias quieren cambiar esto mediante el uso de tecnología moderna de terapia génica y con la financiación de la Fundación Start2Cure.

Ensayo clínico de fase II con células dendríticas para tratar la Esclerosis Múltiple

La Unidad de Neuroinmunología-Esclerosis Múltiple del Hospital Clínico-IDIBAPS comenzará un ensayo clínico que combinará el tratamiento inmunomodulador convencional de la esclerosis múltiple con células dendríticas del propio paciente.
Este ensayo en fase II, está dirigido a pacientes con formas recurrentes de Esclerosis Múltiple que inician o no tienen una respuesta satisfactoria a la terapia habitual de primera línea.

Las personas con esclerosis múltiple presentan mayor incidencia de otras enfermedades

Los afectados de esclerosis múltiple no solo tienen que lidiar con esta enfermedad autoinmune, neurodegenerativa y que no tiene cura; también presentan altos niveles de co-morbilidad, una situación en la que existe más de una enfermedad al mismo tiempo. Entre las más comunes destacan las enfermedades cardiovasculares y los trastornos psicológicos; según un reciente estudio publicado en la revista científica Neurological Sciences.

La progresión de la esclerosis múltiple depende más del tipo de EM que del sexo de los pacientes

Según el estudio, «EM recurrente y progresiva: la perspectiva específica del sexo», publicado en la revista Therapeutic Advances in Neurological Disorders, se observan marcadas diferencias en las características de la enfermedad entre pacientes masculinos y femeninos con esclerosis múltiple (EM), pero son más pronunciadas cuando se comparan los pacientes en subtipos clínicos.

Queremos Saber VII: El paciente como motor de la innovación

Queremos Saber, el ciclo de ponencias de referencia en esclerosis múltiple, llega a la séptima edición ampliando sus horizontes y organizado conjuntamente por Fundación GAEM y Biocat, ubicadas en el Parc Científic de Barcelona.

En esta ocasión se incluirán otras enfermedades motoras y analizará el creciente protagonismo del paciente en la investigación biomédica y tratamientos innovadores. Este año, el evento tendrá lugar el próximo jueves 15 de octubre via online y contará con expertos de renombre internacional en este campo.

¿Qué es la esclerosis múltiple secundaria progresiva?

La esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP) es considerada una evolución de la esclerosis múltiple remitente recurrente. Entre un 30% y un 50% de los afectados de EMRR desarrollan la forma secundaria progresiva al cabo de unos 10 años del primer diagnóstico de esclerosis múltiple remitente recurrente. Dependiendo de la edad de diagnóstico, esto suele suponer que la EMSP aparece entre los 35 y 45 años.

La característica principal de la esclerosis múltiple secundaria progresiva es que los síntomas de la enfermedad empeoran en los períodos en los que no hay brotes. Es decir, la discapacidad avanza mayoritariamente en los brotes, pero también en los periodos de estabilidad.