Científicos consiguen evitar los ataques a la mielina

Científicos de la Universidad de Birmingham han publicado un estudio en la revista científica Cell Reports en el que explican los resultados de una investigación que podría abrir la puerta a nuevos tratamientos para la esclerosis múltiple. Sin embargo, cabe recordar que el paso del laboratorio a los pacientes suele requerir varios años y grandes cantidades de financiación.

Reducir el riesgo de caída con esclerosis múltiple

Los síntomas de la esclerosis múltiple son muy variados, pero suelen incluir fatiga, espasmos musculares, espasticidad, dolor y pérdida de equilibrio. Todos ellos contribuyen a que un acto tan cotidiano como andar se convierta en todo un reto; y a que el riesgo de caída para personas con esclerosis múltiple sea más alto que la población general.

El aluminio podría ser un factor de riesgo para contraer esclerosis múltiple

El origen de la esclerosis múltiple es desconocido. Gracias a la investigación se ha podido asociar el desarrollo de la enfermedad a factores genéticos y ambientales. Ambos son de gran interés, pero es en los segundos en los que las personas pueden incidir más directamente. Conocer qué factores ayudan a prevenir la enfermedad, y cuáles podrían desencadenarla es fundamental. Ahora, un estudio publicado en la revista Nature Scientific Reports pone el foco en el aluminio.

La investigación trae esperanza frente a la COVID-19

La investigación biomédica se ha demostrado como la única solución ante la pandemia de coronavirus. Gracias a una investigación internacional se ha podido comprobar la eficacia de remdesivir (un retroviral desarrollado contra el ébola) como tratamiento contra la COVID-19. Se trata del primer ensayo clínico de rigor científico que demuestra la eficacia de un tratamiento contra el coronavirus; poniendo en relieve la importancia de la cooperación en la investigación.

Lo que sabemos de las terapias modificadoras y la COVID-19

Son muchas las dudas que despierta la pandemia de COVID-19 en las personas afectadas de esclerosis múltiple. Por desgracia, las respuestas son pocas, pues aún existen datos fiables sobre cómo afecta el coronavirus a las personas con EM. Tampoco se conoce el papel que juegan las terapias modificadoras de la enfermedad en caso de contagio; será necesaria una mayor investigación hasta obtener resultados concluyentes.