Vacunas COVID-19 y esclerosis múltiple: recomendaciones de la SEN

La Sociedad española de Neurología (SEN) publica sus recomendaciones sobre las vacunas de Pfizer y Moderna: seguras para los afectados de esclerosis múltiple que siguen tratamientos modificadores de la enfermedad (TME).

En este comunicado, la SEN señala varios aspectos sobre las vacunas. Destacamos:

  • Ninguna de las vacunas COVID-19 comercializadas hasta la fecha en España (Pfizer, Moderna) está compuesta por virus vivos o atenuados (conceptualmente es equivalente a vacunar con virus inactivados) por lo que, a priori, no estarían contraindicadas en pacientes con esclerosis múltiple que se administran un tratamiento modificador de la enfermedad (TME) inmunomodulador o inmunosupresor.
  • Al no disponer de evidencia científica no se pueden realizar recomendaciones categóricas respecto a las indicaciones, resultados y riesgos de la vacunación, sino únicamente sugerencias sustentadas en el plano teórico.
  • Se recomienda que la decisión de vacunación sea tomada de forma conjunta por el paciente y su Neurólogo/a con el fin de establecer un adecuado balance riesgo/beneficio de forma individual en cada caso.
  • Un registro que incluyó más de 42.000 pacientes con esclerosis múltiple indica que los pacientes con esclerosis múltiple que reciben TME inmunosupresor no presentan mayor riesgo de sufrir infección por SARS-CoV-2 que los que no siguen este tipo de tratamiento.
  • En pacientes que ya reciben TME inmunosupresor la administración de alguna de las vacunas COVID-19 aprobadas en la actualidad, al igual que con las vacunas inactivadas, no debería implicar ningún problema de seguridad, aunque la efectividad de la vacuna podría verse comprometida, por lo que se hacen a continuación recomendaciones particulares para estos fármacos.

 

Fundación GAEM impulsa la innovación biomédica para encontrar una cura para la esclerosis múltiple y mejorar la vida de más de 55.000 personas en España. Apoya su labor de investigación y sensibilización sobre esta enfermedad que no tiene cura.

 

La vacuna COVID-19 también ha recibido el visto bueno de la sociedad americana de EM, la MS Society, que ha recomendado a los afectados obtener su vacuna tan pronto como esté disponible, señalando que las vacunas «seguras y efectivas» y «el riesgo de contraer COVID-19 grave supera con creces cualquier riesgo potencial de vacunación». Según la MS Society, las vacunas COVID-19  son particularmente importantes para las personas mayores con EM, las personas con EM progresiva, las personas con un alto nivel de discapacidad física, las personas con ciertas afecciones médicas, como diabetes, presión arterial alta, obesidad o enfermedades cardíacas y pulmonares, mujeres embarazadas, y poblaciones negras e hispanas. La MS Society señala que si se está en tratamiento con Kesimpta (ofatumumab), Lemtrada (alemtuzumab), Mavenclad (cladribina), Ocrevus (ocrelizumab) o Rituxan (rituximab), es posible que se deba coordinar el momento de la vacuna con el momento de su dosis de DMT.
Leer artículo completo en MS News Today