Nuevas aplicaciones de DITPA, un fármaco que puede ayudar en la esclerosis múltiple

Una investigación australiana trabaja para adaptar un fármaco para la esclerosis múltiple que podría ayudar en la regeneración de mielina

DITPA, un compuesto hasta ahora utilizado para tratar el Síndrome de Allan-Herndon-Dudley, una rara enfermedad neurológica, podría ayudar a los afectados de esclerosis múltiple primaria progresiva y secundaria progresiva. Los estudios, liderados por el Doctor Steven Petratos de la Universidad Monash de Australia, apuntan a que este nuevo fármaco estimula la regeneración de mielina.

Las personas afectadas de esclerosis múltiple sufren pérdidas de mielina, la capa protectora de las neuronas, y su capacidad para regenerar-la se ve mermada por la enfermedad. El nuevo fármaco para la esclerosis múltiple DITPA puede convertir ciertas células cerebrales en productoras de mielina. De esta manera, podría revertir algunos síntomas de la esclerosis múltiple.

Además, las investigaciones del Dr. Petratos indican que el nuevo fármaco podría atravesar la barrera hermatoencefálica. Esto significa que el compuesto podría incidir directamente en las áreas afectadas del cerebro. Esta barrera es uno de los principales escollos de cualquier tratamiento para la esclerosis múltiple.

Este nuevo fármaco para la esclerosis múltiple actúa imitando la función de la hormona tiroidea; y había sido utilizado en ensayos clínicos para tratar el Síndrome de Allan-Herndon-Dudley. En los modelos de laboratorio, las investigaciones indican que DITPA es capaz de aumentar la generación de mielina.

La investigación de DITPA se encuentra en fase preclínica. Si todo evoluciona favorablemente, el equipo de investigadores espera iniciar las pruebas con pacientes en unos años. Recientemente se ha patentado el compuesto, y una farmacéutica se ha interesado en las futuras pruebas clínicas.

Hasta el momento, ningún tratamiento para la esclerosis múltiple permite revertir los síntomas. Todos los medicamentos actuales se centran en el sistema inmunitario, que ataca a las neuronas y provoca las pérdidas de mielina. De esta manera se trata de reducir la evolución de la enfermedad, pero no curarla.

 

Fuente: Multiple Sclerosis Research Australia