Terapia de estimulación eléctrica no-invasiva transcutánea de la médula espinal

Estás aquí:

Desarrollado por:

Logos

Fundación GAEM da soporte a este nuevo proyecto, una terapia de estimulación eléctrica no-invasiva transcutánea de la médula espinal, que mejoraría la capacidad motora de los miembros superiores de los pacientes con esclerosis múltiple y les permitiría recuperar parte su independencia funcional, así como mejorar su calidad de vida. Esta terapia de estimulación eléctrica no-invasiva podría ser aplicada a otros pacientes con lesión medular traumática.

Ensayos clínicos recientes en pacientes con lesión de la médula espinal han demostrado una excelente seguridad y eficacia de la estimulación eléctrica no-invasiva transcutánea asociada con la rehabilitación. Por ello, estas evidencias relevantes respaldan trasladar esta terapia directamente a personas con esclerosis múltiple con discapacidad de los miembros superiores de moderada a grave.

Estado de desarrollo

Barra electroestimulació
Estado de desarrollo

Desarrollo del proyecto

Este proyecto tiene como objetivo realizar un ensayo clínico piloto para demostrar la eficacia y seguridad de la estimulación transcutánea de la médula espinal destinado a obtener la aprobación regulatoria para la indicación de tratar a personas con esclerosis múltiple con discapacidad de miembros superiores de moderada a grave.

Se trata de un estudio doble ciego, controlado, de tres brazos en pacientes de esclerosis múltiple con discapacidad significativa de las extremidades superiores. Los pacientes se someterán a un período preparatorio de 1 mes con fisioterapia estándar y luego asignados al azar para recibir de 1 a 3 meses de terapia de estimulación eléctrica no invasiva transcutánea de la médula espinal asociada a rehabilitación.

La terapia de estimulación eléctrica no-invasiva transcutánea de la médula espinal es un tratamiento que, si complementado con la fisioterapia comúnmente prescrita y bien aceptada por los pacientes en esclerosis múltiple progresiva, puede incluirse de manera eficiente y fácilmente en el manejo y cuidado de las personas con la enfermedad. 

Se esperan beneficios a corto plazo (3-12 meses) después del tratamiento, pero también beneficios a largo plazo para los pacientes con condición estable o con progresión lenta de la enfermedad, repitiendo el tratamiento, por ejemplo, una vez al año.

La necesidad insatisfecha más crítica es la discapacidad grave que padecen las personas con esclerosis múltiple progresiva. Aunque las discapacidades más relevantes para estos pacientes son el estado de ánimo, el dolor, la deambulación y control de esfínteres, una vez que la discapacidad motora afecta a los miembros superiores, esta se convierte en uno de los principales problemas que afecta de la calidad de vida de los pacientes y una de las más preocupaciones de los cuidadores. Por ello, mejorando el funcionamiento de las extremidades superiores, se permitirá a los pacientes comer y cuidarse solos, usar el teléfono y los ordenadores e interactuar mejor con sus familiares con un tremendo impacto en su bienestar.

Comité científico GAEM

Marco Pugliese en la conferencia de Mujer Hoy sobre TENMO

¿Qué es el TENMO y porque se confunde con la esclerosis múltiple?

15 de marzo de 2024
Pasteles del desayuno solidario GAEM

Desayuno solidario de PCBakers a favor de GAEM

12 de marzo de 2024
Nuestras investigadoras en el dia de la mujer 8 de marzo

Nuestras investigadoras en el 8 de marzo

8 de marzo de 2024