Aumenta en un 6% la prevalencia de la esclerosis múltiple en Estados Unidos

Según un estudio publicado en la revista Neurology, la incidencia de la esclerosis múltiple en Estados Unidos ha aumentado un 6.3 %.

La investigación se ha realizado analizando los datos médicos de un total de 125 millones de pacientes estadounidenses de los años 2008, 2009 y 2010, y ha visto cómo los afectados por esclerosis múltiple han alcanzado alrededor de 670.000 personas. Las afectadas son mayoritariamente mujeres, y tienen entre 55 y 64 años. El estudio también demuestra que las diferencias entre el Norte y el Sur de Estados Unidos se mantienen, habiendo más afectados entre la población que vive más al Norte.

Número de afectados de EM en Estados Unidos, dividido en 4 regiones.

Número de afectados de EM en Estados Unidos, dividido en 4 regiones.
La primera cifra corresponde al número de afectados por cada 100.000 personas.
La segunda señala el número total con una seguridad del 95%.
La tercera muestra el ratio mujeres-hombres.

 

Los investigadores apuntan a que el motivo del aumento de la prevalencia* de la esclerosis múltiple en Estados Unidos puede deberse a varios factores: el primero, el aumento de la esperanza de vida, tanto en los afectados como en la población en general, que hace que, a medida que se detectan más casos, el número total vaya en aumento. A su vez, las técnicas de diagnóstico y detección han mejorado en los últimos años, lo que permite detectar casos de esclerosis múltiple con mayor anticipación.

El mismo estudio hizo una estimación de la población que podría tener esclerosis múltiple en 2017, alcanzando un número de 875.000 personas. Esta estimación debe tomarse con cautela, tal y como recuerdan los investigadores, ya que los datos son complicados de analizar.

El algoritmo utilizado podría servir para estudiar la prevalencia de otras enfermedades.

 

* La prevalencia se entiende como el producto de la incidencia de afectados por una enfermedad (es decir, el número total de personas que la padecen) y la duración media de la patología. En el caso de la esclerosis múltiple, al no disponer de cura en la actualidad, la detección de nuevos casos supone un aumento directo en la prevalencia.

 

Consulta el paper original en inglés aquí.