Descubierto un »interruptor» que podría recuperar la regeneración de la mielina

Un receptor sería el responsable de activar la regeneración de la mielina y recuperarse de la enfermedad

La investigación biomédica sigue demostrando que es el único camino para encontrar una cura para la esclerosis múltiple. Esta cura está un paso más cerca, gracias a un estudio de la Clínica Mayo de los Estados Unidos; aunque aún queda un largo camino por delante.

Fundación GAEM impulsa la innovación biomédica para encontrar una cura para la esclerosis múltiple y mejorar la vida de más de 55.000 personas en España. Apoya su labor de investigación y sensibilización sobre esta enfermedad que no tiene cura.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa provocada por la pérdida de la mielina, una sustancia que recubre los axones (la larga cola final) de las neuronas. La esclerosis múltiple provoca que el propio sistema nervioso del afectado ataque estas células, que pierden la mielina; y no pueden transmitir información de forma normal. Esto provoca disfunciones en el sistema nervioso central, desde pérdida del equilibrio a problemas cognitivos.

Hasta el momento, no se conocía ningún mecanismo que permita recuperar la mielina perdida, lo que convierte a la esclerosis múltiple en una enfermedad incurable. Ahora, una investigación ha encontrado una especie de interruptor molecular que puede ser parte de la solución. Los investigadores de la Clínica Mayo han conseguido »apagar» un receptor llamado proteasa 1 (PAR1). Al estar desactivado, el cuerpo comienza a regenerar mielina.

De esta manera, se considera que la proteasa 1 actúa como bloqueador de la regeneración de la mielina. De acuerdo a los investigadores, la recuperación de la mielina después de apagar este receptor »es mucho mejor y ocurre rápidamente». Estos resultados abren la puerta a nuevos tratamientos, pero es necesaria más investigación para poder llevar estos descubrimientos del laboratorio hasta los pacientes.

Los resultados de este estudio apuntan a que la capacidad de regenerar mielina no se pierde al ser diagnosticada de esclerosis múltiple; si no que se trata de una función que continúa activa, tan solo habría que activarla o potenciarla con nuevos tratamientos. De ser así, el daño neurológico causado por la EM podría ser recuperado, una vez que los la mielina recuperara los niveles previos a la enfermedad.

 

 

Fuente: Conectando Pacientes. Imagen: CDC.