El deterioro cognitivo en la esclerosis múltiple

El deterioro cognitivo asociado a la esclerosis múltiple no es siempre progresivo y se puede evitar

 

Un estudio publicado en el Journal of Neurology cuestiona la idea que se tenía hasta ahora del proceso de deterioro cognitivo en personas con esclerosis múltiple. Tradicionalmente se ha asumido que la pérdida de habilidades cognitivas era progresiva a medida que la enfermedad avanzaba, sin que se pudiera evitar. Ahora, los resultados de una investigación muestran que no tiene por qué ser así.

Las estadísticas muestran que dos tercios de los afectados de esclerosis múltiple sufren algún tipo de deterioro en las funciones cognitivas, como pérdida de memoria o dificultades para procesar información. Con el avance de la esclerosis múltiple a lo largo del tiempo, estas afectaciones a las capacidades cognitivas suelen empeorar, pero un grupo de investigadores ha demostrado que pueden mantenerse intactas.

El estudio ha involucrado a 59 pacientes (45 de ellos con esclerosis múltiple remitente recurrente) en un periodo de 10 años, en los que se realizaron dos tests estandarizados para comprobar sus habilidades cognitivas. Los resultados mostraron un deterioro del 10 % en los afectados de esclerosis múltiple. Sin embargo, en líneas generales este deterioro se debe a una pérdida de la memoria verbal. Esto significa que el resto de capacidades (memoria espacial y visual, memoria de trabajo, procesamiento de información y flexibilidad cognitiva) se mantienen en buenas condiciones pese al avance de la esclerosis múltiple.

 

La memoria suele ser la más afectada, mientras que la capacidad de razonar se mantiene mejor

 

Los resultados también son esperanzadores por el hecho de que no se encontró una relación directa entre el número de brotes y el deterioro cognitivo. Además, el análisis detallado de los casos individuales muestra que determinados afectados mejoraron sus resultados en comparación con el test inicial. Algunos participantes fallaron en categorías distintas en el segundo test, lo que puede significar que estos errores no siempre son provocados por un deterioro cognitivo asociado a la esclerosis múltiple.

La pérdida más común está relacionada con la memoria, ya sea verbal, espacial o visual; mientras que la capacidad de procesar información se mantiene mejor a lo largo del tiempo. Sin embargo, algunos de los participantes llegaron a mostrar mejoras en los test de memoria verbal y de fluidez verbal. Según los investigadores, estas mejoras »pueden suponer un efecto de compensación del cerebro ante la pérdida de otras funciones cognitivas».

Serán necesarias futuras investigaciones para confirmar y ampliar los resultados de este estudio. No obstante, esta investigación supone un primer paso para entender mejor el deterioro cognitivo en afectados de esclerosis múltiple, y rompe el estigma de que la demencia en los afectados es inevitable y progresiva.

 

Fuente: Multiple Sclerosis News Today

Paper original: A longitudinal study of cognitive function in multiple sclerosis: is decline inevitable?