Los síntomas inusuales de la Esclerosis múltiple secundaria progresiva

Algunos síntomas de la EMSP son comunes, como la fatiga, la espasticidad, problemas intestinales, dolor, dificultades locomotoras, disfagia (dificultades en tragar), pero existen síntomas menos conocidos que pueden aparecer y desaparecer rápidamente con una duración que puede ser de tan solo unos segundos hasta varios minutos.

La Esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP) es un estado de la esclerosis múltiple que evoluciona desde la esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR), aunque no se produce en todos los casos. Un artículo del Doctor V. Subramaniam en Múltiple Sclerosis News Today explica los síntomas menos frecuentes de la EMSP.

Algunos pacientes con esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP) experimentan la ya conocida Neuralgia del Trigémino. Esta condición afecta al nervio trigémino y provoca que la persona experimente una sensación de quemazón en la cara. También es posible experimentar la Neuralgia del Glosofaríngeo, un nervio situado alrededor de la garganta y el oído con dolor similar al del trigémino.

Otro efecto inusual es el denominado Síndrome Pseudobulbar o incontinencia emocional, que provoca en las personas que lo sufren episodios de risa o llanto sin motivo aparente. Estos brotes repentinos se deben al daño cerebral ocasionado en la amígdala, la parte del cerebro que controla las emociones.

 

 

El doctor Subramaniam habla también sobre la sensación de descargas eléctricas a lo largo de la columna vertebral, a este síntoma se le conoce con el nombre de Signo de L’hermitte y se debe a la conexión interrumpida entre los nervios del cuello y el cerebro.

Debido a la enfermedad, algunas personas afectadas pueden experimentar sensación de frío o calor en las extremidades y entumecimiento o sensación de hormigueo.

Otro de los síntomas es la Desistesia, un trastorno de sensibilidad que incluye sensaciones dolorosas y una sensación de picazón debido al daño provocado en los nervios.

La visión borrosa es un síntoma menos habitual, y cuando es producida por el incremento de la temperatura corporal se conoce como el Síndrome de Uhthoff; quedando afectado el nervio óptico. La inflamación del nervio óptico puede provocar ilusiones ópticas, situación que se conoce cómo Fenómeno Pulfrich.

Por último, el doctor Subramaniam explica otros síntoma poco usuales, como descargas eléctricas anormales que pueden causar espasmos similares a convulsiones en las extremidades y vértigos que causan nauseas, dolores de cabeza, sensibilidad al sonido y a la luz.

 

Fuente : Multiple Sclerosis News today

 

https://fundaciongaem.org/estudio-clinico-y-observacional-de-30-anos-en-esclerosis-multiple/