OneStep2 Everest, subir al Everest por la Esclerosis Múltiple

PARA APOYAR ESTE RETO, PUEDES HACER TU DONATIVO EN MI GRANO DE ARENA HASTA EL 30 DE JUNIO 18

 Pepe Gorina y Pablo Tornil, dos alpinistas aficionados, subirán al Everest en la primavera de 2018, en apoyo a los afectados de Esclerosis Múltiple y a la investigación para encontrar tratamientos eficaces.

 

Subir al Everest por la Esclerosis Múltiple

 

A veces en la vida, tan importante como llegar a tu destino, es ese paso más que das en el recorrido hasta llegar a él … 

Esta es la frase que motiva las ascensiones y los retos de dos jóvenes de Barcelona, Pepe Gorina, piloto de avión, y Pablo Tornil, arquitecto, que sostienen que One Step2 Everest es más que un reto deportivo:

«Escalamos cumbres en solidaridad con personas que, por su condición física, salvan día a día montañas de obstáculos», dice Pablo.

Y Pepe continúa: «Ellos y ellas dan ese paso más allá de sus propias fuerzas, y nosotros lo damos en la montaña. Ese paso más, a veces al borde del agotamiento, es el que nos permite, a todos, seguir acercándonos a nuestra cumbre».

Pepe y Pablo empezaron a subir montañas inspirados por su amiga Ana Torrado, afectada de Esclerosis Múltiple desde hace 17 años, madre de una niña de 6 años, y en palabras de Pepe, «una gran persona que sigue luchando con una energía muy significativa que la hace brillar. Su fuerza, su actitud y su ímpetu por vivir, son nuestra motivación».

Ana tuvo su primer brote de esclerosis múltiple a los 27 años. Ahí comenzó su escalada, su reto en la vida, superar los miedos, atreviéndose a vivir, en la forma que su cuerpo, su mente y su espíritu se lo permiten… porque Ana cree que siempre se puede disfrutar de esta magnífica experiencia que es la vida. «Mi enfermedad se ha convertido en una compañera de vida, en lugar de enfadarme, la acepto, en lugar de perderme lo que puedo vivir, lo exprimo al máximo…  Cada día doy un paso más, y soy feliz por tener amigos como Pepe y Pablo, que van donde yo no puedo llegar.»

 

 

Pepe y Pablo, con esta expedición al Everest, van a dedicar su tiempo, esfuerzo y energía a apoyar la investigación biomédica en Esclerosis Múltiple, para ayudar a los afectados a dar un paso más hacia la curación.

Para ello han abierto un reto solidario en la plataforma de crowdfunding Mi grano de Arena, con el que quieren recaudar fondos para financiar parte de la expedición y para donar a Fundación GAEM y contribuir al avance de la investigación biomédica.

 

 

«Dedicaremos una parte a sufragar los costes de la expedición, y otra importante a los proyectos de investigación en esclerosis múltiple que impulsa Fundación GAEM. Hemos escogido Fundación GAEM porque es innovadora, y porque dedica el 76% de sus recursos a impulsar la investigación biomédica para encontrar un tratamiento para Ana y para las 45.000 personas afectadas de esclerosis múltiple en España.»

Desde Fundación GAEM les damos las gracias por esta iniciativa solidaria, y les seguiremos estos meses en redes, haciéndonos eco de sus entrenamientos en cumbres menores, y, en la próxima primavera, de su asalto final a la montaña más alta del mundo: el Everest.